Bonsa Center Sopelana [ Llámanos : 94 6761614 ]
Fuzei; soplo de sensibilidad

Fuzei; soplo de sensibilidad

Fuzei; soplo de sensibilidad en un bonsai

Ética y estética llegan a ser lo mismo. Dejare de ser recurrente. Al fin y al cabo  cuando el hombre comete dos veces un mismo error, el segundo no es un error, se transforma en una decisión.
Allá cada uno. Schiller dijo; seria es la vida, alegre el arte así que, miraremos el bonsai con ojos alegres.
Vamos al tema de este articulo, dar una oportunidad a una pequeña joya. Tiene su historia.
Era semana santa y decidimos hacer una excursión por la Meseta Castellana. Tierras rojizas, casi como el color del ladrillo, muy arcillosas y repletas de piedras agujereadas por acción del hielo, del viento e incluso de las pisadas del ganado. El terreno es propiedad de las ovejas. Queríamos buscar algún fósil
pero no pudimos encontrar nada.
Las piedras del lugar son aptas para paisajes pero no como suiseki. Demasiado blandas, colores muy
neutros y partidas por los elementos anteriormente descritos.
El caso es que íbamos mirando al suelo todo el tiempo. Di con esta maravilla. Una planta minúscula
que había sido capaz de crecer en un bocado de tierra. El sustrato se había acumulado en una  oquedad de la piedra. Tenía su acento, su musguito. Era un tomillo  (Thimus) de hoja pequeñísima, finamente ramificado y de un dedo de grosor. Realismo mágico y tres estilos en uno

1.- Estilo semicascada ; Han Kengai

2.- Azotado por el viento ; Fukinagashi

3.-Creciendo sobre la roca; Ishi Tsuki

Digno representante de la ilusión de lo grande en lo diminuto. Un árbol de los de verdad pero a escala.
Esta joyita nacida de forma natural representa el equilibrio inestable, siempre a punto de romperse.
Cualquier agente externo puede acabar con este equilibrio. La naturaleza ha hecho su trabajo dando lugar a una composición perfecta. Respeta uno de los principios de la recreación de paisajes como es el fuzei o Soplo de sensibilidad
La piedra no tiene mucho interés, más bien piedra arrojadiza pero el resto es un cacho de monte en mi jardín. En Semana Santa hacia frío y aun no había brotado. No tenía muchas esperanzas de que brotara. Me parecía que era como los pájaros silvestres, que no podría adaptarse a vivir entre los
humanos.
Pues mira tu, la sorpresa que me he llevado. Comienza a mostrar las primeras señales de verde. ¡¡¡ Esta brotando ¡¡¡, el musgo esta ideal con los esporangios a punto de derramar sus
esporas incluso un pequeñísimo acento asoma en el borde de la oquedad.
Tengo un bonsai con maceta natural. Pequeño y muy modesto pero elegante y sobrio.

Saludos cordiales desde Bilbao

Beti Andrés

Visita bonsaicenter.es

Beti Andrés

Estudié Bilogía en la Universidad del País Vasco EHU-UPV. Muy pronto me enamoré de los Bonsáis y quise  trabajar , viajar y  aprender todo lo posible de los grandes maestros del bonsái. Y ahora, 30 años después, sigo aprendiendo y compartiendo todo lo que sé sobre cuidado y diseño de bonsáis. Desde Bonsai Center Sopelana colaboro con grandes maestros y a la vez amigos como Manuel Germade , Taiga Urushibata, entre otros.

Deja un comentario

Cerrar menú